MUJERES Siemens

La Fuerza de una Imagen – Mujeres Luchadoras, Mujeres Trabajadoras


Deja un comentario

“En los últimos 10 años el progreso de los derechos de la mujer se ha estancado”


SIEMENS 143

Lynn Povich es una pionera de la lucha por la igualdad de las mujeres en EE UU
En 1970 fue una de las trabajadoras de ‘Newsweek’ que demandó a la revista por discriminación

Cuando en 1970 Lynn Povich se encargaba de buscar documentación y contrastar datos para los redactores varones de la revista Newsweek, estaba convencida de que ese era el único trabajo al que podría aspirar dentro del semanario y de que jamás podría ocupar el puesto de redactor, como hacían sus compañeros, simplemente porque era un terreno vedado para los hombres.

Povich, y muchas de mujeres que trabajaban en Newsweek, desconocían que, desde 1964, tenían derecho, por ley, a desempeñar la misma ocupación que un hombre si tenía la misma capacidad. “Era increíble que no conociéramos nuestros derechos”, recuerda Povich en conversación telefónica. En cuanto constataron que estaban siendo discriminadas, ella y otras 45 compañeras de la revista denunciaron al semanal. Fue la primera demanda por discriminación sexual que se interponía en EE UU contra un medio de comunicación. Ganaron. Povich ha contado esa lucha en el libro The Good Girls Revolt [La Revuelta de las Chicas Buenas].

Ha habido enormes progresos, sobre todo en los puestos intermedios, pero es un hecho que solo el 15% de los altos cargos está ocupado hoy en día por mujeres”
Cuarenta años después, el balance de la situación de los derechos de la mujer en EE UU que hace Povich es agridulce. “Ha habido enormes progresos, sobre todo en los puestos intermedios, pero es un hecho que solo el 15% de los altos cargos está ocupado hoy en día por mujeres”, explica. “Y lo que es más alarmante es que en los últimos 10 años el desarrollo parece haberse estancado”, se lamenta.

La periodista denuncia que, en la actualidad, muchas mujeres sufren las mismas frustraciones que hace 40 años. “Sigue pareciendo imposible poder compaginar la maternidad con un cargo de alta responsabilidad”, advierte Povich. “Las mujeres no deberían renunciar a su ambición por ocupar un puesto directivo y los hombres tampoco deberían renunciar a su deseo de implicarse más en la paternidad”, asegura.

Povich se siente orgullosa de la decisión de demandar a Newsweek. “Fue algo importantísimo en la lucha por la igualdad de derechos. Nosotras abrimos el camino para las compañeras de The New York Times, NBC, Sport Illustrated…”, recuerda. “Si yo no hubiera demandado a la Newsweek jamás me hubiera convertido en la primera redactora jefe de la revista”.

Las mujeres no deberían renunciar a su ambición por ocupar un puesto directivo y los hombres tampoco deberían renunciar a su deseo de implicarse más en la paternidad”
Povich ocupó ese cargo en 1991 para constatar que sí, podría ser la primera mujer en ostentar ese honor, pero su salario era inferior al del resto de los redactores jefes varones. Obviamente, Povich también luchó en los tribunales por su derecho a la igualdad salarial.

La periodista se muestra muy crítica con la decisión de los miembros del Partido Republicano del Congreso de bloquear la reforma de la Ley del Derecho a un Salario Justo, que garantiza a las mujeres el derecho a denunciar a sus empresas por discriminación salarial. “El Gobierno debería garantizar la existencia de cláusulas de discriminación positiva para garantizar el acceso de la mujer a diferentes ámbitos, de lo contrario, se sigue favoreciendo la presencia de hombres en determinados puestos, algo que debe dejar de ser visto como una inercia inevitable”.

En esa misma línea, Povich alerta sobre el “sexismo subyacente” que todavía impera a la hora de seleccionar a candidatos para un puesto. “Un estudio de Harvard concluyó que cuando se analizaban los currícula sin conocerse el sexo de aspirante, sino teniendo en cuenta solo sus aptitudes, la brecha entre hombres y mujeres elegidos no era evidente, pero que cuando se conocían los nombres, la balanza se decantaba del lado masculino”.

Anuncios