MUJERES Siemens

La Fuerza de una Imagen – Mujeres Luchadoras, Mujeres Trabajadoras

¿Plan de Igualdad de Oportunidades? o más parches y remiendos a la desigualdad

Deja un comentario


Nos sumamos a la NOTA DE PRENSA Secretaría Confederal de Mujer e Igualdad de Comisiones Obreras SOBRE LA APROBACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES (PEIO) 2014-2016.
1

Un plan que dará continuidad al desempleo, la precarización, la falta de derechos y la desigualdad

El recientemente aprobado Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2014-2016 (PEIO) fue anunciado por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, como fruto del consenso y un diálogo generalizado. Desde CCOO disentimos de esta opinión.

El pasado mes de noviembre CCOO presentó ante la comisión de empleo del Consejo de Participación de la Mujer (del que forma parte) una batería de propuestas encaminadas a la creación de empleo a corto plazo para las desempleadas y prevenir el paro de largo duración que afecta ya a 1.600.000 mujeres, lo que supone el 58% de las desempleadas. Las medidas que proponía CCOO, y otras muchas asociaciones de mujeres, se recogieron en el informe preceptivo del Consejo de Participación de la Mujer. Pero el Gobierno, nuevamente, hace caso omiso a las propuestas.

El PEIO 2014-2016 se ha aprobado sin tener en cuenta la actual situación de crisis y ha obviado deliberadamente para su diseño el impacto y las gravísimas consecuencias que las políticas de recortes, la reducción de servicios públicos y la reforma laboral han supuesto para las trabajadoras. Las medidas que incluye son genéricas e imprecisas y no concretan actuaciones; en ocasiones son meras repeticiones de aspectos ya contemplados en la legislación actual o meramente declarativas. Tampoco contempla la participación de las organizaciones sindicales y de mujeres en la implementación y desarrollo de las medidas, como garantes de la dinamización de las medidas contempladas dada su imbricación en la sociedad.

El PEIO 2014-2016 no garantiza la creación de empleo para las más de 2.700.000 desempleadas, ni contiene herramientas indispensables para combatir de manera efectiva la discriminación de las mujeres en las empresas, herramientas que necesariamente deben potenciar la negociación colectiva a través de los planes de igualdad y medidas de acción positiva que palien los desastrosos efectos que la reforma laboral ha supuesto en las condiciones laborales de las trabajadoras.

CCOO durante la tramitación del mismo presentó un paquete de medidas dirigidas a la prevención y tratamiento de la violencia contra las mujeres, como la recuperación de la asignatura de educación para la ciudadanía en aras de la prevención y de mayores dotaciones para atender a las víctimas de violencia de género, que tampoco han sido recogidas. El PEIO 2014-2016 recoge la aprobación de un Plan integral para combatir la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, algo positivo si contase con la opinión para su proyección de las organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo con la reforma de la justicia universal se hará más difícil la persecución del delito de trata contemplado en el Código Penal, ya que sólo podrán perseguirse casos en el extranjero si la víctima o el acusado son españoles o tienen en España su residencia habitual. Las indocumentadas y las víctimas de trata quedarán aún más desprotegidas.

Una de sus medidas estrellas en la constitución de una bolsa de horas para flexibilizar el horario de empleados y empleadas públicas. CCOO ha tenido conocimiento de esta bolsa de horas a través del resumen del Consejo de Ministros y de las noticias de los medios de comunicación, con información contradictoria, sobre si afecta a todas las Administraciones Públicas o solamente a la Administración del Estado. Es una medida que no se ha negociado en ninguna mesa, ni en la General de las Administraciones Públicas, ni en la de la Administración del Estado, por lo tanto CCOO desconoce cuales son las condiciones y requisitos para que el personal pueda disfrutar de esta medida, como se recuperan las horas, si necesita autorización, etc. CCOO va a solicitar información sobre en que va a consistir esta bolsa de horas, ya que puede suponer una modificación de la Instrucción de Jornada y Horarios y de las condiciones de trabajo de empleados y empleadas públicas. La Administración sigue concediendo “regalos”, en vez de sentarse a negociar la recuperación de los derechos que se han eliminado a los empleados y empleadas públicas con la excusa de la crisis.

El PEIO 2014-2016 -que, entre otras cosas, desoye la voz de las mujeres rechazando la penalización del aborto e insiste en la incapacidad de éstas para decidir sobre su maternidad- no se puede llamar plan de igualdad. Se trata más bien de un conjunto de meros parches y remiendos a la igualdad.

Para CCOO no es el plan de igualdad que necesitan las mujeres. No es nuestro plan de igualdad, es un plan que dará continuidad al desempleo, la precarización, la falta de derechos y la desigualdad.

Un plan que dará continuidad al desempleo, la precarización, la falta de derechos y la desigualdad

Deja un comentario


Sobre la aprobación del Plan de Igualdad de Oportunidades (PEIO) 2014-2016

Un plan que dará continuidad al desempleo, la precarización, la falta de derechos y la desigualdad
l recientemente aprobado Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2014-2016 (PEIO) fue anunciado por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, como fruto del consenso y un diálogo generalizado. Desde CCOO disentimos de esta opinión.

t

“”Para CCOO no es el plan de igualdad que necesitan las mujeres” ”

El recientemente aprobado Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2014-2016 (PEIO) fue anunciado por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, como fruto del consenso y un diálogo generalizado. Desde CCOO disentimos de esta opinión.

El pasado mes de noviembre CCOO presentó ante la comisión de empleo del Consejo de Participación de la Mujer (del que forma parte) una batería de propuestas encaminadas a la creación de empleo a corto plazo para las desempleadas y prevenir el paro de largo duración que afecta ya a 1.600.000 mujeres, lo que supone el 58% de las desempleadas. Las medidas que proponía CCOO, y otras muchas asociaciones de mujeres, se recogieron en el informe preceptivo del Consejo de Participación de la Mujer. Pero el Gobierno, nuevamente, hace caso omiso a las propuestas.

El PEIO 2014-2016 se ha aprobado sin tener en cuenta la actual situación de crisis y ha obviado deliberadamente para su diseño el impacto y las gravísimas consecuencias que las políticas de recortes, la reducción de servicios públicos y la reforma laboral han supuesto para las trabajadoras. Las medidas que incluye son genéricas e imprecisas y no concretan actuaciones; en ocasiones son meras repeticiones de aspectos ya contemplados en la legislación actual o meramente declarativas. Tampoco contempla la participación de las organizaciones sindicales y de mujeres en la implementación y desarrollo de las medidas, como garantes de la dinamización de las medidas contempladas dada su imbricación en la sociedad.

El PEIO 2014-2016 no garantiza la creación de empleo para las más de 2.700.000 desempleadas, ni contiene herramientas indispensables para combatir de manera efectiva la discriminación de las mujeres en las empresas, herramientas que necesariamente deben potenciar la negociación colectiva a través de los planes de igualdad y medidas de acción positiva que palien los desastrosos efectos que la reforma laboral ha supuesto en las condiciones laborales de las trabajadoras.

CCOO durante la tramitación del mismo presentó un paquete de medidas dirigidas a la prevención y tratamiento de la violencia contra las mujeres, como la recuperación de la asignatura de educación para la ciudadanía en aras de la prevención y de mayores dotaciones para atender a las víctimas de violencia de género, que tampoco han sido recogidas. El PEIO 2014-2016 recoge la aprobación de un Plan integral para combatir la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, algo positivo si contase con la opinión para su proyección de las organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo con la reforma de la justicia universal se hará más difícil la persecución del delito de trata contemplado en el Código Penal, ya que sólo podrán perseguirse casos en el extranjero si la víctima o el acusado son españoles o tienen en España su residencia habitual. Las indocumentadas y las víctimas de trata quedarán aún más desprotegidas.

Una de sus medidas estrellas en la constitución de una bolsa de horas para flexibilizar el horario de empleados y empleadas públicas. CCOO ha tenido conocimiento de esta bolsa de horas a través del resumen del Consejo de Ministros y de las noticias de los medios de comunicación, con información contradictoria, sobre si afecta a todas las Administraciones Públicas o solamente a la Administración del Estado. Es una medida que no se ha negociado en ninguna mesa, ni en la General de las Administraciones Públicas, ni en la de la Administración del Estado, por lo tanto CCOO desconoce cuales son las condiciones y requisitos para que el personal pueda disfrutar de esta medida, como se recuperan las horas, si necesita autorización, etc. CCOO va a solicitar información sobre en que va a consistir esta bolsa de horas, ya que puede suponer una modificación de la Instrucción de Jornada y Horarios y de las condiciones de trabajo de empleados y empleadas públicas. La Administración sigue concediendo “regalos”, en vez de sentarse a negociar la recuperación de los derechos que se han eliminado a los empleados y empleadas públicas con la excusa de la crisis.

El PEIO 2014-2016 -que, entre otras cosas, desoye la voz de las mujeres rechazando la penalización del aborto e insiste en la incapacidad de éstas para decidir sobre su maternidad- no se puede llamar plan de igualdad. Se trata más bien de un conjunto de meros parches y remiendos a la igualdad.

Para CCOO no es el plan de igualdad que necesitan las mujeres. No es nuestro plan de igualdad, es un plan que dará continuidad al desempleo, la precarización, la falta de derechos y la desigualdad.