MUJERES Siemens

La Fuerza de una Imagen – Mujeres Luchadoras, Mujeres Trabajadoras


Deja un comentario

CCOO advierte de que las mujeres mayores sufren deterioro social


Visibilizar el deterioro que las mujeres especialmente mayores de 65 años sufren socialmente fue ayer el objetivo de la secretaria regional de Mujer y Salud Laboral de CCOO, Raquel Payo; del secretario general de la Federación Estatal de Pensionistas, Julián Gutiérrez; y de la secretaria de Mujer de la Federación Estatal de Pensionistas, Ana Martínez, que ayer ofrecieron una rueda de prensa en Toledo para presentar los resultados del Informe 2014 sobre Envejecimiento activo de las mujeres mayores. Un estudio encargado por el sindicato a la Fundación 1º de mayo, que ha puesto de manifiesto que «no se puede poner en marcha ninguna política o programa de envejecimiento que no integre de forma adecuada las variables de género y edad».
Así, este informe recuerda que las mujeres mayores componen el colectivo que ha protagonizado los mayores niveles de desigualdad en décadas anteriores y que si bien la mayor longevidad con respecto a los hombres es un hecho de todos sabido, también es cierto que viven una vida «con mala salud, pobreza y con más tiempos de soledad», por lo que requieren de una atención específica.

1

En este sentido, Raquel Payo destacó que la esperanza de vida de las mujeres mayores de 65 años en Castilla-La Mancha es una de las mayores del país, pero lo importante no es tanto que vivan más años que los hombres sino en que condiciones lo hacen, incidió. A este respecto, recalcó la importancia de que los gobiernos garanticen políticas en este sentido y sobre todo en lo que tiene relación a la dependencia y las pensiones.
Así, en lo que hace referencia a la dependencia, Payo recordó que las mujeres desempeñan el papel tanto de cuidadoras como de cuidadas y lamentó el «desmantelamiento» de la Ley de la Dependencia que está suponiendo un «gravísimo» problema.
En cuanto a las pensiones, señaló que «las mujeres están más fuera que dentro del sistema público de pensiones», ya que se benefician en menor medida de las prestaciones contributivas y son mayoría entre el total de perceptores de prestaciones no contributivas y asistenciales, de menor cobertura. De hecho, sólo el 36% de beneficiarios lo son de pensiones por cotización y por ello consideran que el Estado debería de actuar como garante.
De otro lado, en el aspecto de la salud, las mujeres mayores sufren también más dolencias específicas como osteoporosis y ansiedad o depresión, realidad que contrasta con la reducción de la calidad del sistema público de salud.
En definitiva, con este estudio CCOO quiere poner sobre la mesa la evolución hacia la vejez de las mujeres y la necesidad apremiante de que se tengan en cuenta todos estos resultados a la hora de diseñar políticas dirigidas al envejecimiento activo.