MUJERES Siemens

La Fuerza de una Imagen – Mujeres Luchadoras, Mujeres Trabajadoras


Deja un comentario

España se rueda en masculino


SIEMENS 144

Nueve de cada 10 películas de cine que se ruedan en España están dirigidas por hombres. Y según recogió el estudio La situación de mujeres y hombres en el audiovisual español, el 61,8% de sus protagonistas, también son varones. La norma dice además que cuando ruedan ellos, el personaje principal es masculino y cuando lo hacen ellas, femenino. Aunque el porcentaje de mujeres que elige a un hombre como protagonista de su historia es 10 puntos superior (el 21% frente al 11%).

“No se trata solo de que en las películas de los directores estén protagonizadas por varones es que, además, en bastantes de esos filmes, las mujeres son casi invisibles o representan un porcentaje ridículo sobre el total de personajes que aparecen en la película”, recoge el informe coordinado por Fátima Arranz. Esto ocurre en, por ejemplo, Alatriste, Los lunes al sol, La mala educación, o Torrente 2.

Dado que el 92% de las películas españolas se dirigen por hombres y ya que estos eligen mayoritariamente a personajes masculinos la consecuencia es que el mundo fabricado por la ficción española es un mundo “distorsionado” donde las mujeres están “subrepresentadas”.

“Hay muchísimas películas en las que solo aparece un personaje femenino, como en la reciente Zipi y Zape, que además es para niños” expone Isabel de Ocampo, directora de CIMA, la asociación que reúne a las mujeres del mundo audiovisual. “Pero el mayor problema es la imagen que se da. La mujer suele ser un foco de conflicto; un personaje secundario de la trama que sirve como excusa para que se desarrolle la acción principal entre los protagonistas. Hay poquísimas películas en las que sea la mujer el motor de la trama”, explica la también directora de cine.

Los personajes femeninos son el centro de la trama en muy pocos filmes
“La tradición cultural androcéntrica, sexista y patriarcal no ha desaparecido ni mucho menos y son también muchas las esferas del poder de las que las mujeres siguen casi excluidas”, sostiene la filóloga y profesora de la Universidad de Zaragoza, Carmen Peña Ardid.

La tendencia general es que las cintas rodadas por mujeres tienden a representar personajes femeninos con más iniciativa, especialmente respecto a decisiones que no tienen que ver con su relación erótica-amorosa con los hombres. Además, en los films dirigidos por ellas, las mujeres interactúan más entre sí y lo hacen para hablar de más cosas que su relación con los personajes masculinos.

“Una de las causas de que se dé esta imagen de las mujeres en el cine es es que el 100% de los que ponen la financiación para rodar películas en España, y por tanto, quienes tienen un poder decisorio enorme sobre qué contenidos se emiten, son hombres mayores de 60 años”, argumenta Isabel de Ocampo. “En estos casos es casi imposible, que eligen desembolsar dinero para contar una historia protagonizada, por ejemplo, por una mujer de más de 50 años que está pasando por la menopausia. No se sienten identificados, no les interesa y no ponen dinero”, sentencia.

Según analizó el informe, publicado por la Universidad Complutense, el 100% de las películas que habían sido dirigidas por mujeres, condenaban sin fisuras la violencia de género. El caso de las cintas rodadas por hombres, solo lo hacían el 25%. Según se explicita, no es que exista un apoyo explícito, sino que se muestran personajes masculinos “benignos” ante a los que, pese a su violencia, es difícil que al espectador le generen rechazo.

Anuncios